Si hay algo en este planeta que se pueda presumir cuando usamos los últimos avances en la carrera tan exorbitante que adquirido la tecnología, es la gran capacidad de resolver problemas muy graves. Un ejemplo claro lo encontramos en la impresión de un corazón en 3D que ayudado a salvar la vida de un niño de apenas un año de edad.

MakerBot Replicator 2X Desktop 3D Printer

 

La historia comienza en “At Kosair Children’s Hospital” de Louisville, Estados Unidos.

Un pequeño llamado Roland de 14 meses acudió con problemas de cardiopatía, su corazón tenía importantes defectos y necesitaba una operación en el menor tiempo posible. La gravedad del asunto no sólo se encontraba en dicha cirugía, si no que se necesitaba saber con exactitud que partes de este órgano estaban dañadas.

Modelo de corazón en 3DA causa de tan delicada intervención el facultativo Erie Austin, encargado de efectuar la operación, ideó la posibilidad de reconstruir el pequeño corazón mediante la impresión 3D para estudiar su estado y que dificultades implicaba.

El cirujano Austin y su equipo se dirigieron a la escuela de ingenieros de “University of Louisville” de Kentucky, con el propósito de encontrar una impresora 3D de desarrollo suficientemente bueno para llevar a cabo la hazaña.

Utilizaron un modelo de la conocida marca MakerBot, que conjuntamente con otros datos bidimensionales producidos por tomografías, consiguieron reproducir un polímero del corazón dañado replicando sus estructuras y defectos. De este modo, pudieron observar que el niño había nacido con importantes deformaciones en la aorta además de en la arteria pulmonar.

Erie Austin (cirujano) de "At Kosair Children’s Hospital -  Louisville"

 

“Una vez tuve un modelo, sabía exactamente lo que tenía que hacer y cómo podría hacerlo”, dijo Erie, que fue capaz de hacer un menor número de incisiones y reducir el tiempo de operación” “Fue un gran beneficio.” 

Roland de 14 meses y su madre

El gran éxito de la intervención el pasado 10 de Febrero ha demostrado que los nuevos avances en impresión 3D son bastante eficaces para la medicina en el área de diagnosis.

El pequeño Roland se encuentra en periodo de restablecimiento con signos positivos.

Es la primera operación que se basa en esta técnica para un paciente cardíaco pediátrico en Kentucky.

Fuente: courier-journal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *